Todo sobre ser ESTUDIANTE DE MEDICINA



No importa cuánto te hayas preparado para convertirte en un estudiante de medicina, lo más probable es que te encontrarás con algunas cosas que no tomaste en cuenta una vez que comiences tu carrera, ya que esta es muy diferente a cualquier otra. Para darte un mejor panorama sobre qué esperar una vez que comiences en la escuela de medicina, recopilamos algunos datos que te podrán ayudar.



Un estudiante organizado rinde mejor


Durante la preparatoria, muchos estudiantes pueden salirse con la suya estudiando un día antes de un examen o solamente echando una ojeada de algún libro semanalmente, incluso sin siquiera estudiar en lo absoluto. Estas acciones no funcionarán en la escuela de medicina, ya que ser un estudiante de esta área, requiere que absorbas una cantidad enorme de información en un periodo corto de tiempo, por lo que un buen hábito de estudio y la priorización de tareas son esenciales. Y para esto, si puedes armar una agenda semanal o algún tipo de horario, sería lo ideal. Necesitas organizarte de una manera que alcances a hacer todas tus actividades, pues habrá muchísimo por hacer.




Es vital priorizar tu tiempo personal


Un día en la vida de un estudiante de medicina involucra un montón de estudio, eso no lo vamos a negar, sin embargo, no puedes (y no deberías) pasar cada segundo de tu día entre los libros. Deberías de asegurar por lo menos un día a la semana para que lo dediques a tus necesidades personales, ya sea eventos sociales con amigos o pasar el tiempo con tu familia e incluso no solo durante la carrera, sino que dedicar este tiempo para ti debe permanecer a lo largo de tu vida, incluyendo tu etapa profesional. Los médicos ya formados te asegurarán que un balance entre vida laboral y vida social es esencial para evitar el famoso burnout a lo largo del camino. Establecer estos hábitos durante tu etapa escolar, puede ayudarte a tener éxito a lo largo de toda tu carrera médica.




Puede que no estudies a la par como tus compañeros


Al comienzo de su experiencia escolar todo estudiante se sentirá fuera de su ambiente, y naturalmente, mirará a su alrededor y se comparará con sus compañeros, pero esto puede afectar. Es muy importante reconocer que tus colegas estudiantes de medicina no son tu competencia, y lo que sirve para un estudiante puede que no funcione para otro. La clave para encontrar éxito, es encontrar la estrategia de aprendizaje más apta para ti.


Para muchos estudiantes puede que sea suficiente solamente abrir el libro, leerlo y ya pueden presentar el examen; para otros no; otros necesitan ir a la clase, ver videos, hacer esquemas, entre otras maneras. Si tú conoces un método de estudio en particular que te ha funcionado en el pasado, seguirlo puede ayudarte durante la universidad.



La medicina no siempre será igual


Si bien sabemos que la medicina es una disciplina científica, esto a veces puede ser un poco confuso, ya que en raras ocasiones lo que veas en clase será exactamente igual a lo que leas en los libros o a lo que veas en la práctica clínica. Por ejemplo, un libro dice que un medicamento es la mejor opción para tratar una enfermedad, sin embargo, en clase el doctor mencionó que otro medicamento es el que siempre receta, ya que le ha funcionado.


Siendo un estudiante de medicina, tendrás que aprender a ver el panorama completo, a no quedarte con la información de una sola fuente y tendrás que aprender de diferentes partes, para así poder lograr un buen juicio clínico y poder identificar los problemas médicos que tengas frente a ti. Entre más pronto te hagas esa idea, te facilitará un poco más tu estadía en la escuela, pues esa disparidad de conocimientos puede llegar a ser muy confuso.